¿QUÉ NECESITA MI HIJO DE MI?

August 1, 2017

 

AMOR

El amor lo podemos manifestar a nuestros hijos de diferentes maneras.

Hay padres que lo hacen a través de proveer seguridad, alimento, educación y demás aspectos de confort de la vida cotidiana moderna; con mas bien poca presencia de cercanía, escucha y conexión.

 

Algunos demuestran su amor a través de una presencia sobreprotectora que los sofoca limitándoles en el desarrollo de su capacidad para tomar decisiones y la construcción de seguridad y confianza en sí mismos y en la vida.

 

Algunos otros lo hacen ofreciendo a sus hijos una relación de amistad, pretendiendo ser sus pares, lo cual genera en los niños un desorden en la ubicación dentro de su familia, llegando a sentir que son más grandes y capaces que sus padres; esto trae consecuencias en pérdida de autoridad para las figuras paternales y en los hijos confusión y carga emocional que no les corresponde.

 

Los niños necesitan sentir que son vistos por su familia, que estamos para ellos en escucha presente en todo momento. Que para nosotros es agradable su presencia; esto se va logrando a partir de prácticas consistentes en donde la familia comparte espacios en alegría y tranquilidad, cuando los escuchamos para entender lo que sienten o piensan y consecuentemente de manera respetuosa direccionarlos si es el caso o simplemente tener el agrado de disfrutar de su presencia en nuestra vida.

 

El trato amable y respetuoso, el reconocimiento genuino en los momentos claves, las palabras de ánimo y confianza en los momentos difíciles se constituyen en poderosos recursos de seguridad en sus corazones.

 

Los abrazos de contención en momentos de desánimo, de celebración amorosa en momentos de logro o simplemente como demostración y vivencia del amor, les reafirma su alegría de pertenencia a la familia que los contiene de manera amorosa y les transmiten el gozo por su presencia dentro de ella.

 

Necesitamos estar atentos, haciendo consciencia acerca de que manera les estamos demostrando el amor. Cuáles son las emociones y sentimientos en nosotros cuando de acompañar a nuestros hijos se trata.

 

Si el ser padres está siendo una carga difícil de llevar, si la frustración es la que define la relación con nuestros hijos; o si es el miedo y la preocupación constante limita la confianza tanto en ellos como en la vida misma, es quizá el momento de saber y conocer más.

 

Quienes hemos sido padres sabemos que en muchos momentos este es uno de los roles más retadores y al mismo tiempo, para el que menos estamos preparados; de manera inconsciente vamos duplicando aquí lo que aprendimos en casa y las opciones se agotan dejándonos frustrados y en algunos casos confundidos y sin esperanza.

 

 Se hace necesario fortalecernos, desarrollar nuevas estrategias, sanar nuestras propias heridas como hijos; de tal forma que a estos maravillosos seres que trajimos al mundo, podamos mostrarles una vida más plena; para nuestra alegría y para que el florecimiento de sus vidas llenas de posibilidades nos llene de tranquilidad e infinita gratitud, por lo que representa la misión cumplida a cabalidad.

 

Leonor Basto H. Ps

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Nada lastima tanto una relación de familia en general, o de pareja en particular, como un trato irrespetuoso y desconocedor de la sensibilidad del otr...

TRATO RESPETUOSO, PALABRAS DE RECONOCIMIENTO Y DE ÁNIMO.

June 11, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Fredy Martinez Grupo Consultor Leonor inc.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now