¿PORQUE MI HIJO ADOLESCENTE ESTÁ DESANIMADO Y APÁTICO?

July 17, 2017

Cuando los hijos miran a sus padres y estos están enfadados, tristes o en conflicto, a ellos los embarga una enorme carga de dolor, miedo y frustración.

 

Su infinito amor de hijo y la necesidad de tener unos padres felices y tranquilos, que le muestren un mundo seguro, hace que integre, que es su responsabilidad hacer que sus padres se sientan mejor, o que posiblemente es su culpa que no sean felices. Este sentir los llena de frustración, pues no pueden hacer nada para que aquello cambie; y efectivamente, no pueden hacer nada, porque no les corresponde; la felicidad y tranquilidad de los padres es una responsabilidad que solo pertenece a ellos y no a los hijos.

 

Desbordado por el dolor de sus padres, frustrado y añorando una madre y un padre que le muestren desde su vivencia la alegría de la vida, se va encerrando en sí mismo inicialmente y luego en la soledad de su habitación y en la sedante ilusión de la tecnología; el desánimo y aburrimiento lo abarca manifestándose en altos picos de rebeldía enfado y asilamiento.

 

Entonces, los padres llenos de miedo hacia el futuro de su hijo, de frustración por no saber que hacer y con la intención de que el adolescente cambie: lo descalifica, critica, presiona y agrede; como estas estrategias obviamente no funcionan, sino que llevan a la familia a un nivel más alto de confusión y dolor, el adolescente se aleja aún más, se retrae y el ser padres no se disfruta, sino que se sufre.

 

¿Que hacer para que los hijos vuelvan a conectar con la alegría de vivir?

 

La clave son los padres. Sea lo que sea que esté causando dolor, tristeza o rabia, debe ser trabajado, elaborado, solucionado y sanado.

 

Entonces, el actuar retador del adolescente es un grito de llamado a la vida plena hacia los padres.

 

Los hijos les muestran lo que estos están necesitando sanar y solucionar.

 

Sin embargo, increíblemente muchos padres prefieren quedarse en el dolor, porque es lo que conocen, porque no saben cómo avanzar, o porque quedarse allí, les ofrece la dulce ilusión del inocente: “alguien más tiene la culpa de mi sufrimiento”.

 

A través de mi trabajo acompañando familias, he podido comprobar una y otra vez que cuando los padres trabajan sus nudos emocionales y solucionan los conflictos personales que les limita el pleno goce de la vida, encuentran como conectarse con sus hijos, descubren opciones adecuadas para comunicarse y acercarse a ellos, retoman el poder de su rol con armonía en el orden correspondiente; entonces desde ahí, de manera natural los hijos reconectan con su alegría de vivir.

 

Leonor Basto H.

Psicóloga y Psicoterapeuta.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Nada lastima tanto una relación de familia en general, o de pareja en particular, como un trato irrespetuoso y desconocedor de la sensibilidad del otr...

TRATO RESPETUOSO, PALABRAS DE RECONOCIMIENTO Y DE ÁNIMO.

June 11, 2017

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Fredy Martinez Grupo Consultor Leonor inc.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now